Primera vez que excombatientes de las Farc hacen uso de su derecho ciudadano al voto en las elecciones de Congreso.